13.3.18

Hablemos de Caligrafía y Lettering

Simplemente hace mucho que estoy enamorada de las cosas que están hechas a mano.




La computadora es una gran herramienta pero a veces nos deja acotados a un montón de cosas que nos gustaría expresar.

Como diseñadora gráfica, muchas veces para romper con el hábito de sentarme a dibujar directamente en la compu con mi mouse, empiezo a garabatear sobre el papel.


Como les contaba, volver a trabajar como en mis inicios, a mano, goma, lápiz, y bocetos...
Hizo volverme a enamorar del hábito de dibujar a mano a diario.




Me pierdo horas mirando ilustraciones y cuando voy a bibliotecas, me siento a hojear libros de cuentos. Soy muy Fan de eso!

Dibujar, las acuarelas, escribir, junto al lettering me acompañan desde siempre. 
Pero mi amor por las letras lindas, creo que me remontan al recuerdo de mi mamá.
Ella iba a un colegio de bachillerato normal estatal, y una de sus materias preferidas era CALIGRAFÍA, y me da alegría saber que como todas las disciplinas valiosas, hoy se valora tando ya que tantas otras, se extinguieron. 




Aún conservo los manuscritos de mamá. Son fuente de inspiración y les juro que son adorables.
Hablan de una prolijidad y perfección admirable. Ella fue quien me enseñó a escribir. Obvio que yo la copiaba, e intentaba seguir sus líneas. Siempre me acuerdo de los guardapolvos bordados con sus letras. Son imágenes que siempre llevaré conmigo. Gracias a la vida por haberme dado esos regalos y gracias por mi vieja!

Esto me sirve para bajar un poco a la mesa y distinguir de qué se trata la caligrafía y qué es el Lettering.

Yo denomino a la CALIGRAFÍA como a la Sra Letra, ya que nos refleja una femineidad, y rulos sinuosos de mucha fineza.
Su ascendentes y descendentes son constantes, limpios, y rítmicos que nos permiten una buena lectura.
Son cómo poesía que bailan en la hoja, y sin duda nos enamoran.
La legibilidad ante todo,  es una de las características más importantes de la caligrafía acompañada de su doctrina afilada.

Su estilo lo dicta el manejo del instrumento a usar (pluma o nibs como se llama en inglés) junto a nuestra letra hecha a mano. 
La caligrafía va a variar de persona a persona ya que es una letra manuscrita, pero siempre mantendrá un estilo muy marcado por su construcción.
Usamos Caligrafía en piezas gráficas mucho más finas y de estilo señorial, eventos, casamientos donde amerita dicha estética.


En cambio cuando hablamos de Lettering, nos enfocamos en delimitar lo que una frase nos seduce estéticamente.
Apreciamos las formas de las letras, aquellas que estamos dibujando. Vamos así estirando sus caracteres, deformando ascendentes y descendentes. Es por eso que aquí la grilla no juega un papel tan importante, ya que al dibujar nos enfocamos en lograr una composición armoniosa y atractiva. Podemos insertar misceláneas, dibujos y hacerlos parte de ellas.
Usamos lo que denominamos la “falsa caligrafía” donde engrosamos a modo posterior de la escritura, donde consideramos que necesita más peso la letra, dándole volumen y detalles.

Últimamente, ya hace un tiempo, empecé a dedicar mis ratos en buscar información, y a especialistas, para retomar lo que alguna vez había empezado en la universidad. En tipografía I de la cátedra Longinotti, allá por el 2000, uno de los trabajos prácticos era realizar una biblia a modo de libro antiguo, no pasaba por religión. El tomo tenía que tener cierta edición, foliado, armado, con costura y encuadernación manual. Era increíble! Yo justo estaba cursando otra cátedra y me quedé con las ganas. Por eso, me encantaría como ejercicio personal empezar a realizarla.

De a poco, paso a paso, realizar mis páginas y quien dice a fin de año recopilar todo. Es sólo una idea que me anda dando vueltas...

Para empezar, investigué un poco sobre la caligrafía moderna y llegué a muchos puertos. Me topé con cuatro mujeres que tienen eso que estoy buscando para mi inspiración. Mucha impronta, sensibilidad y mucha belleza.

No se pierdan a cada una de estas mujeres, con sus increíbles aportes a este mundo lettering, que a mí poco a poco me está llenando de felicidad y seguro a ustedes también las van a motivar para empezar a experimentar sus propias puestas tipográficas.


Acordate que en la primaria nos enseñaban a escribir nuestras primeras palabras en “cursiva”, esa maravillosa herramienta que hoy perdió fuerza por ser todo tan tecnológico y veloz, pero en hora buena nos llegó la oportunidad para quienes le quisimos en el pasado, volver con ella y re inventar un nuevo arte / hobby.

La Doña Tipografía no deja de ser importante. Nadie dijo lo contrario. Ella llamada letra imprenta,  se encuentra en muchísimas familias tipográficas sans serif, y limpias. 
Ellas se merecen todo mi respeto, porque su destino y función es la edición en la industria gráfica con el fin del texto escrito, en libros, revistas, y cuanto soporte destinado a la comunicación a carácter de lectura y transmisión del conocimiento.


Bueno, dejando un poco de tanta palabrería, y si llegaste a leer hasta acá...entonces estas lista para comenzar a practicar?
Sólo vas a necesitar algunos papeles (si querés reciclar lo de la oficina, o los que anden dando vuelta por tu casa mejor!) Ya sé, me vas a decir no tengo la pluma oblicua! Olvidate! Hay miles de formas de hacer lettering, y en muchos soportes. Si te gusta el pincel, la birome, la tiza…
Podes recurrir a los blocks de caligrafía que se venden escolares, buscar las hojas de puntos, para las más avanzadas hojas de la marca RHODIA ya que son aptas y no dañan nuestras plumas/ marcadores pincel.

Pero si queréis empezar y sólo tenés lápiz y goma, no hay excusa para arrancar ya!

También tenés que tener en cuenta las diferentes tintas, al agua… y por qué no como hacíamos en nuestros años de tipografía “Loginotti” en la Fadu, usábamos jugo de remolacha, café fuerte, y otras ocurrencias que eran súper viables para experimentar.

Aquí tan amablemente y tan buena onda, la cátedra tiene on line la receta de tinta nogalina y nos la regalan con moño y todo.

Hablando de plumas que están hechas caseras existen algunos tutoriales para hacer estas plumas con hojalata de aluminio.
Se llaman COLA-Pen por la procedencia de su material.
Y yo me acordé de las plumas que construíamos con madera balsa… y otras de caña que llamábamos “CAMAÑO” (click aquí). Aquí también Longi nos deja el set de plumas que pueden buscar o fabricar…

Pero si le gustan las letras hechas con pincel que llamamos “Brush Lettering” les dejo unas hojas de práctica “lettering paper sheets” para ablandar la mano y practicar un poco cada vez que puedan.

En mis trabajos me gusta aplicar mucho las letras dibujadas, con ascendentes y descendentes, mezclar imprentas con cursivas.
Pintarlas en acuarelas e intervenirlas con biromes, bolígrafos de gel, y lápices.

Hagan click en los banner si les interesa bajar estas fuentes de compu para empezar a practicar un poco.























1 comentario:

  1. Me encanto!!! Sigo insistiendo que tenés que sacar un libro!!! ❤

    ResponderEliminar

© ♥zetanfeliz® Maira Gall.