21.2.13

Febrero quiere llegar a su fin!

Hola, acá estoy!!!! puff que éste mes se pasó volando, yo ya me organicé en buenos aires, mi niño enganchó jardín muy feliz y yo, yo que puedo decir... CHOCHA!

Es un lugar donde mi principito va a jugar, a explorar con sus nuevos amigos, y todos los días regresa con historias, peleas, juegos, jajaja nos divertimos mucho escuchando sus relatos. Es un parlanchín... a quién habrá salido... mmm

Para mí no hubo vacaciones, bah... mi vida no tiene cortes normales de vacaciones, quizás vengan más adelante, cuando todos ya estén de vuelta. Por eso fuimos todo enero a la colonia que organiza el mismo jardín, y así seguimos la milonga.

Pero ya en unos días comienza la jornada nuevamente, entramos a salita de 3! Ayyy que grande está mi poroto! Esto va para las mamás primerizas, que aún todo nos sorprende, y lo contamos un millón de veces, jajajaja!

El año pasado me olvidé de comentarles que Lima Limón, donde es que vamos, es un jardín que tiene una enseñanza maternal-infantil, que ya de chiquititos les transmiten el amor por la naturaleza, las costumbres, la comida sana (pesqué bastantes recetas nuevas, se las voy a pasar!) y la eco sustentable! Adoré eso a full.

Nosotros no tiramos nada en casa, aunque a veces papá no este muy contento, jejej!, lo transformamos en juguetes, objetos que utilizamos varias veces hasta que se gastan o quizás quedan eternos en casa. 
En el jardín hacen lo mismo. Un 10 para mí.

De cierre de fin de año, hicieron una kermece, donde todos los juegos eran hechos 100% con materiales reciclables que ellos mismos construyeron; salió súper exitosa y la pasamos genial.
Siempre que hacen una actividad, vienen también con un souvenir hecho por ellos, y es muy reconfortable que creen de la nada algo tan tierno, vuelen la imaginación y nos den un mimo a nosotras que tanto corremos por ellos.

Les cuento que mamá no pudo con su genio y se ofreció a ayudar a cambiar la fachada del jardín, se lo comenté a la dire y me dió el Sí! Uff, ahora me encuentro ideando alguna locura como para seguir con la filosofía que ya tienen y que por cierto, es preciosa. Cada sala es un bichito que va volando/trepando en árbol en árbol hasta llegar al limonero. Son cinco de ellos, un duraznero, un ciruelo, un manzano, un naranjo y el último que antes les mencioné, el limonero.

Por eso estoy meta jugar con las frutas, los bichitos, a ver que sale.
Prometo subirles más novedades apenas salgan a la luz!!!

1 comentario:

© ♥zetanfeliz® Maira Gall.